Mi diario. Septiembre 20 de 2022

martes, 17 de octubre de 2017

Lo Logré.

Hola Lucerito,

Tengo que decirte hoy que al empezar esta ruta sentía miedo, deje salir en silencio algunas lagrimas, porque aún sabiendo que tenía frente a mi la ruta correcta no sabía como empezar. Ya han pasado cinco años y, lo logré: falta muy poco para que termine de pagar la hipoteca de mi casa,  hoy además de ser psicóloga, soy couch certificado,  estoy haciendo terapia sistemática como voluntaria en Fundaterapia y, además soy jefe de gestión humana en una empresa que creyó en mi y me ha ayudado a potencializar mis habilidades. Mi hija ya paso los 15, y logramos el viaje de su regalo. Mi madre sigue conmigo ahora disfruta dante la paz y el descanso que tanto se merece y esta dedicada a disfrutar de la vida, de sus nietos y de sus hijos. Lo logré Lucerito me siento feliz porque fui mi héroe y me rescate del silencio!!

Mi Epitafio. Ejercicio Discusivo




Siguiendo con lo que propone el curso, aquí les comparto lo que me gustaría se dijera de mi:

"Angela... una mujer que se caracterizo por lograr sus propósitos siempre basándose en su propio esfuerzo y el respeto de los otros. Madre entregada y ejemplar, amiga leal y noble, hija dedicada y amorosa, hermana responsable y fraternal, mujer de Dios, mensajera de Paz"

Mis ultimas 50 palabras para oir y decir

Hola,

Hoy quiero registrar aquí mis avances en un taller de autoliderazgo que estoy siguiendo. Para que mis lectores entiendan un poco de qué va?, les diré que llevo una semana sin empleo y dentro de mis estrategias en pro de mantener mi serenidad activa, he resuelto hacer este curso, buscar empleo y mejorar mi perfil para que me resulte más fácil emplearme.

El curso es totalmente alineado con mis ideas lo encuentran por Coursera y les invito a que se animen y lo hagan. Ahora si aquí están mis ultimas 50 palabras que quiero escucharme decir, y además quiero escuchar:

paz, amor, respeto, liderazgo, cielo, ternura, tranquilidad, confianza, mar, honestidad, justicia, pureza, seguridad, compañía, consuelo, comprensión, cercanía, permanencia, alegría, felicidad, risas, gozo, aprendizaje, concentración, estudio, esfuerzo, psicología, arte, pintura, música, scrapbook, libros, lectura, hogar, dulce rincón, oración, amistad, colaboración, apoyo, reflexión, sensatez, fuerza, gracia, fe, fotografía, manos, naturaleza, aire, agua.

Reflexionando sobre estas palabras  pude ver que mis valores cardinales son: el amor, el respeto y la paz!!

El último Adios

lunes, 2 de mayo de 2016

  • Autor: Kate Morton
  • Genero: Narrativa
  • Año: 2015
  • Plaza de edición: Suma de letras
  • Nº de páginas: 576 páginas

Ya había leído hace un tiempo mi primer experiencia de Kate Morton, por aquel entonces fue El Jardín Olvidado" un argumento fuerte que me movió a adquirir más obras de la autora.
Así que sin pensármelo dos veces visite la librería y sin entretenerme en escaparate alguno directamente pedí a la dependiente  "Las Horas Distantes" y lo lleve conmigo. Por navidad vi este libro en tiendas y su portada me hizo la tarea irresistible. Hoy puedo decir que he terminado mi lectura y a continuación les traigo mi reseña:

La ambientación de la historia tiene la acostumbrada forma de entrelazar diversos eventos que se pegan de lo fantástico siempre sobre un plano muy realista.  Es de sumergirse totalmente una historia en la que desde la superficie apenas logramos ver a una detective un poco frustrada por eventos ocurridos en su pasado que no han terminado de cicatrizar. Pero si nadamos hacia aguas más profundas, conocemos  deliciosamente  las creencias y costumbres de la madre de Eleanor, y de paso vemos las razones, motivos y causas de lo que es en el presente Alice la escritora con trayectoria envidiable, algo osca para los eventos sociales y muy exigente en su evaluación de la naturaleza humana.

El libro muestra sin reparo la diferencia abismal entre un escritor por accidente y un escrito hecho a puro pulso. NO hace falta irse a detallar la hoja de vida de Kate para sacar esta conclusión solo falta leer una de sus obras, y - sin el animo de ser odiosos - leer algo de un actor más de lo popular y el momento. Apuntalar estas diferencias nos harán sacar las propias conclusiones.  Los buenos resultados se logran con trabajo, mucho trabajo, y la riqueza que nos deja la formación profesional en este caso y en muchos otros hacen lo suyo.

Ha lugar:

Lo que me gusto. La forma sutil que se mencionan dos eventos que han marcado la historia del hombre: la primer y la segunda guerra mundial. Me quedo la impresión de que el general de los personajes se ve tan marcado por la desesperanza que cada uno desde sus asuntos resuelve dejar pasar lo banal y aferrarse a dos manos a la esencia de la vida misma. Entonces si nos ponemos en estos zapatos es fácil perdonar y es mucho más relajado dar un paso hacia adelante. 
Hubo un acontecimiento que a pesar de que Kate quiso lanzar a sus lectores pequeñas briznas en clave me desconcertó hasta las lagrimas al descubrirlo en su totalidad. Y es que cualquier reencuentro de hermanos que ya podría decirse octogenarios en épocas tan turbulentas no puede ser menos conmovedor.

Lo que no me gusto. No hay palabras, y sin temor alguno al estar recomendando algo difícil ( Kate no necesita recomendación alguna) tengo que decir que todas las obras de Morton son dignas de lectura, porque a la vez que enseñan muestran atisbo de historia que para los sosos estudiantes como yo, de haberlos conocido de boca de un docente no nos habrían marcado tanto.

Mi Calificación: 5/5

Un aplauso por mi adquisición y  en hora buena a Kate por su talento logrado a punta del esfuerzo. Mi tarea será leer muy próximamente "Las horas distantes" y adquirir "La casa de Riverton".



Mágico, Sombrío, Impenetrable

jueves, 14 de abril de 2016

  • ·         Autor: Joyce Carol Oates
    ·         Editorial: ALFAGUARA 
    ·         Año: 2015
    ·         Nº de páginas: 440 páginas


    No soy una lectora conocedora de lo que lee, carezco de lo que se tilda como “cultura general”, no mantengo informada, es más, evito sin reparo todo tipo de medios informativos. Así que mi técnica para hacer buenas compras cada vez que de shopping visito una librería, se reduce a la belleza de las portadas. Esto es por demás sin gracia, pero sabemos ya, que evito leer la sinopsis, mi técnica no es nada compleja, humilde me sirve de bastón ante mi tremenda ceguera literaria.

    Así que ha lugar:

    Lo bueno: Me parece que es un auténtico manual para quienes queremos iniciarnos en la escritura. Hacer relatos es más sencillo y resulta menos abrumador que plantearse el reto de hacer toda una novela. Es un buen inicio y nos ayuda a dar pequeños pasos, como los niños cuando a caminar aprenden. Y aclaro que lo de manual no tiene motivación diferente a que sin duda el estilo de escritura de Carol bien se puede tomar como ejemplo. A mí personalmente me sirvió para concluir que aún sin ser empalagosos con las descripciones y, no muy habidos con los diálogos, se pueden hacer buenos escritos, esto se ejemplifica claramente con este libro.

    Los relato, unos más que otros me han parecido hermosos. De seguro a estas alturas de mi entrada el lector quisquilloso podrá decir: “niña, el párrafo inicial no aporta nada al resto de la lectura”, he de decirle a su ánimo quisquilloso: Dado mi afán cenizo por mantenerme informada no tenía ni idea de la riquísima trayectoria de la autora, no, nada sabía, es más, solo leyendo algunas palabras acerca de su vida caí en la cuenta de que yo tengo en mis estantes esperando, su magistral “La hija del sepulturero”. Pero fe de erratas, di en el blanco con mi compra y puedo decir al final que he hecho todo un descubrimiento, espero de corazón se gane el novel. Su trayectoria literaria la hace más que merecedora de tan prestigioso reconocimiento, cualquiera libro llega a ser Best Seller, pocos son los escritores galardonados con una distinción novel. Solo espero Carol, que al recibirlo no dejes de escribir, no, no, no sería un despilfarro de brillantez.

    Lo malo: me paso con dos relatos lo que me pasa con algunos artículos de mí revista culmen, me quede sin identificar el contenido, ¿cómo decirlo?, ¡me quede en ascuas!, debo admitirlo ¡he quedado vestida y alborotada!, pero sé, esto se debe solo a mi falta de roce social; las desventajas de ser un desinformado adrede.

    PD. He estado leyendo un manual de escritura, primer paso para avanzar en mi empeño escritor, no dejo de cavilar en mis errores. De ver alguno, desde mi inocencia reciban respetados lectores míos una enorme Disculpa

Un poco de Abril, Algo de mayo, todo de Septiembre

jueves, 7 de abril de 2016

  • Titulo: 

  • Un poco de Abril, Algo de mayo, todo de Septiembre

  • Autor: Jordi Sierra I Fabra
  • Editorial: VICEVERSA EDITORIAL
  • Genero: Drama 
  • Año: 2011
  • Plaza de edición: BARCELONA
  • Nº de páginas: 208 páginas

Aquí la historia de este libro en mi vida.


  • Este empeño bohemio y tiquismiquis de rebujar en estantes de librerías: nuevas, forasteras, de antaño, ¡permanece!.
    En el mostrador la dependienta facturaba lo de clientes asiduos a mí, en cambio, me vigilaba con ojo inquisidor un hombre pulcramente simulado bajo un traje de corbata, cuidaba atento, que yo no fuese a pasar del molesto fisgoneo al vulgar hurto, ocultando bajo mis prendas los tan anhelados libros.
    Tomé un libro verde, con un rostro en la portada que simula la típica imagen de adolescente al final de los 80, mire el costo al público; me tomé algo de tiempo, pasee por los estantes con el libro bajo el brazo, mientras el hombre se esforzaba por no lanzarme su anzuelo acusador y obligarme a poner en libro en el estante en el que estaba. Pobre hombre, ha debido rozar un poco la miseria de su oficio de cartón al saberse por elegancia, delicado y oportuno con los clientes. Me miraba, pero no atisbaba a soltar hacia mía tan siquiera una palabra. Vi en su rostro por momentos una inquieta sospecha de mi mal intencionado plan al hurto, peinaba sus cabellos ayudado de su mano, volteaba a ver hacia otro lado cuando yo acertaba a mirarlo, con su dedo invisible me juzgaba.
    Paré de pasear. Puse mis manos sobre el libro que aún tenía bajo el brazo, camine hacia el mostrador, la fila se desdibujaba por la cantidad de asiduos clientes, detuve mi marcha muy cerca de la puerta en la tienda. Aquel hombre, con sus ojos advertía a gritos: ¡atención, en nuestra librería, tenemos un ladrón. Cuidado se agazapa, nos deja creer con su curiosidad falsa que quiere hacer la compra, pero sé que se trata tan solo de un vil ladrón!
    Me han llamado de la calle, di un paso hacia el pórtico, dos segundos me bastaron para saludar a mi hija que corría hacia mí, me llamaba. Tras mi espalda, dispuesto a lapidar mi osadía aventurera Aquel hombre se acercaba. “--Hola mami--, fue su voz, ya mi hija a mi lado estaba. Tomé mi turno en la fila, puse el libro en el mostrador, cancelé el total de su valor; mi hija en mi nombre dio las gracias y, el hombre con traje de corbata delicado, con la mirada asentía hacia mí, contemplando su desgracia.


UN POCO DE ABRIL, ALGO DE MAYO, TODO DE SEPTIEMBRE…

Lo anterior hace de un color más ameno mis palabras, no conocía a Jordi I Fabra. La lectura de su libro que se me dio en un tirón me ha dejado inspirada.
Lo bueno: Es una historia que te llega al alma.
Lo malo: Que el libro no tenga tanta publicidad, como a otros en cambio no les hace falta
Mi calificación: 5/5
Breviario: A pesar de que su argumento arrastra consigo los males del siglo XXI, no se apaga al despertar en el lector sentimientos de nostalgia o lo que es peor ¡lastima!.

Punto Azul.   Les invito a su lectura. Su precio lo vale al 100 por 100











El sabor de las penas

jueves, 31 de marzo de 2016



Hola.
Esta vez, el libro objeto de mi reflexión no lo pillé en ninguna estantería de libros en venta, tampoco fue que cumpliera mi promesa de no hacerme auto regalos bibliográficos por este año, la verdad es que tuve que, óigase bien “tuve que” recurrir a la biblioteca, no he visto por mi zona librería alguna que lo ofrezca.
Aclaro que no es que No me guste visitar la biblioteca, me maravilla, pero me acongoja  mucho saber que luego de terminada mi lectura tendré que devolver un libro que me ha hecho tan feliz. Este es el caso de El sabor de las Penas, que paradoja, percibí todas las penas de las Brönte pero aun así terminé con un amor de lo más apetitoso por el libro. En fin… ¡cero nostalgias!, lo devolveré como estaba previsto y ya. Siempre que pueda iré a visitarle, de seguro, espero: Encontrará mil lectores dispuestos a sacarlo de paseo… ¿o será mucho pedir?

Ha lugar.
Me pongo inquieta al repasar la historia que mal aprendí por el colegio, el contexto de otros seres de mi género, años, siglos atrás; el desmesurado recato de hombres y mujeres que confieso, me parece, raya en las estupidez, pero igual busco más, así que  me vuelco a estos clásicos de la literatura que plasman a detalle costumbres y formas de pensar de otras épocas.
De Jane Austen se escucha todo tipo de halagos, aplausos, abucheos quizá, de todo, aún vende con desmesura, es una lectura obligatoria en escuelas y universidades. Yo apenas este año me deje tentar de su popularidad, de su fama, ya leí Orgullo y Prejuicio y tengo dos libros de la autora pendientes por leer. Rescataré por mi pueril experiencia que al parecer cada uno de sus relatos plantea una crítica a las posturas de la época en que vivió, cosa que no puedo más que aplaudirle porque lo hizo con tal delicadeza que no hubo represalia social alguna que ennegreciera sus días. Me planteé terminada mi lectura de Jane, leer otros autores, así encontré a Las Brönte y a Dickens. Si, si, si, no se alarmen, ni me vengan con sermones, no los había leído, de lo mucho que amo este tema de la lectura, me he leído muy poco y, éste universo es insondable.
En el canal de Elena G. ví uno de sus abstracs literarios (aprovecho para decir que tenemos gustos comunes, sí que todo sus contenidos logran capturar mi atención), allí hablaba de él “El Sabor de las Penas”,  nos advierte que no es un libro para el común, quiénes lo lean deberá tener por las autoras un interés muy comprometido. Tiene razón, a mí me encanto, hubiese querido contar con la versión en español de The Bröntes de Juliet Barker, libro que utilizo Elena para despejarse dudas, pero con todo y mis carencias del idioma, logré entenderlo y, ¡sí que me cautivo!.
Luego leeré algo de historia para conocer un poco más las costumbres, pero de momento me quedo con lo que conocí gracias al libro. Creo que es una excelente y amabilísima introducción en tema de biografías, está escrito en tercera persona, nos cuenta la historia un lector sin nombre, que de vez en vez se toma el permiso de dar consejos a Charlotte, su indiscutible protagonista. Inicia la historia con los últimos suspiros de Maria Branwell madre de los hermanos y termina con la escena de amor más tranquilo y sin pompo que puedas imaginar.
La historia tiene como telón de fondo: un anhelo compartido por las hermanas de vivir cerca del mar, se percibe ambiente de lectura y escritura en la familia que provee de un encanto cultural rico en diálogos y reflexiones.
No presentaré excusas, no voy a justificar mis spolier, porque el libro y su lectura me han dejado con este deseo irrefrenable de mostrar mis anotaciones; en mis lecturas suelo marcar frases, escenas o descripciones que me causas algún impacto, con “El sabor de las penas”, me lo pensé hasta el segundo capítulo, no lo rayaría sería un agravio para cualquier libro aun siendo mío, pero sí, le coloque varias banderitas de estas multicolor que se consiguen en las tiendas, y se las voy a dejar, voy a devolverlo a su encierro, con la huella de mi visita, las banderitas se caerán con el tiempo y dado que personalmente me interesa conservar los pasajes en mi memoria, por si de alguna forma logro hacerme con un ejemplar que sea mío. Aquí colocaré mis apartes, con la anotación que me vino a la cabeza al leerlos.

ATENCIÓN, si NO QUIERES debelar el misterio del libro, ¡PARA DE LEER!, vuelve a visitarme otro día. SI QUIERES, si consideras que tu interés por la familia Brönte es tan fuerte que no se lastimará por mis spoilers. EMPECEMOS.

He mencionado en un comentario al vídeo a Elena que me pareció elegante la forma de escribir de Jude Morgán, ahora creo que los aportes del narrador en la historia ¿pueden en cierta medida calificarse como eufemismos?; juzguen ustedes:
(...) "en cambio los disgustos de Charlotte no eran más que el reverso dulcificado de un rencor quisquilloso, como los dos lados de una prenda reversible".
…"quizá el origen de todo sea su terrible convicción de que el mundo es un desastre, de que caminamos a lo loco sobre hielo quebradizo, parloteando sin prestar atención a los fuertes crujidos"

Calificando la personalidad del reverendo que dirige el colegio al que llegan por mala suerte Maria y Elizabeth Carus Wilson, el narrador señala:

"así funciona su cerebro, o más bien se mueve; la palabra funcionar no refleja bien su forma de pensar; es demasiado neutra, demasiado expuesta al error y a la fatiga".  
"Charlotte… había aprendido que la tristeza te puede volver odiosos, aunque no sabía de qué le valía eso"
…. "No tenemos la llave que nos desvele su carácter – hay demasiados candados, cerrojos, rejas y vanos condenados -,  pero al asomarnos por una rendija, quizá veamos esto: un viudo que se consuela convirtiéndose en un solterón sin hijos"

Una de las apreciaciones que destaca el narrador atribuyéndoselas al Cirujano de Haworth, el señor Andrew, me dejó con un I don't like a favor de algunas situaciones con las que quisiera toparme todos los días con menos frecuencia:

el sabor de las penas-jude morgan-9788420651507
… "Por todo el west Riding hay encaramadas pequeñas y agostas poblaciones, poblaciones cómo éstas donde el tiempo es dinero y el dinero es lana. Quizá llegué a convenir en que Haworth  es en muchos aspectos un suburbio. Pero sin la miseria de la decadencia, más bien con el implacable desorden en bruto de un lugar que va en ascenso".

No puedo dejar de preguntarme: ¿será que por mi zona, con todos los conflictos que tenemos aún, con este empeño un poco rumiante de aferrarnos a las propias ideas sin contemplar otras, es una señal de que vamos en ascenso?.

Continuando con el libro, ví intervenciones del narrador que dejan entrever que, el contenido religioso con todo y sus señalamientos de pecado y buenas maneras sociales fue un factor predominante en la vida de esta familia:

..."es mejor ser bueno que ser listo (...) es mejor ser listo que ser bueno… Charlotte escuchaba con disimulada emoción"…
… "Otra lección, tal vez no seas inteligente. O, si lo eres, disimúlalo, dicho de otro modo: miente" .

Una frase que me parece puedo aplicar a mi vida no solo ahora, sino cada vez que los tropiezos me lleven a ello es la que Patrick regala a su cuñada al traer de regreso a casa a sus hijas, luego de la muerte de Maria y Elizabeth:

"Esta iniciativa no ha tenido éxito… No me arriesgaré más. Encontraremos otro modo de proceder. Entretanto solo me preocupa… conservar lo que tengo" 

Siempre que pueda me  tomaré de las experiencias que la vida me regale el aprendizaje que me dejen.

Ahora vamos con los detalles.

Creo que el ambiente familiar de los Brönte siempre tuvo el regusto de aquella piedra dulce en nuestras bocas, el narrador se anticipa al mostrarnos la imagen que Patrick ve de su padre:

…”a su padre lo ve siempre nítidamente (...) siempre atareado. Antes de ponerse a segar el campo de heno, escogía una piedrecita para chupar. Esa piedra evita que se te seque la boca. Así es el sabor de las penas: la dura piedrecita que debes llevar en la boca"

Es evidente  y para nada reprochable el machismo acérrimo y argumental que muestra Patrick, es más, su dolor ante la pérdida de Branwell resalta que aun sabiéndose beneficiado del éxito de sus hijas, la bendición profética recayó desde siempre en su hijo varón. 

... "El oficio de las letras, que comporta un grado de exposición al público, es una elección equívoca para una mujer a no ser que esté debidamente protegida por una independencia respetable, por el matrimonio, que también son requisitos para asegurarla contra la notoria inestabilidad de las ganancias de los escritores.(...) Además, está el peligro que entraña para la personalidad, e incluso para el alma de la mujer, me atrevería a decir , optar por asignar una parte tan grande de su tiempo a soñar fantasías, a entretejer ilusiones.  Esto representa una tentación incluso para el varón que empuña la pluma; para una mujer, más vulnerable por naturaleza a las asechanzas del malsano fantaseo, el peligro es tremendo"

Pero sin lugar a dudas, estas cinco mujeres no pudieron más, que estar agradecidas con su padre que en medio de la locuacidad de su formación,  precisa en la formación de ellas una forma de vivir dignamente. En una conversación con su cuñada Elizabeth Branwell, Patrick le señala:

 "-- Habla usted señora como si el objetivo de la vida fuera ser feliz … debemos ser realistas con respecto a lo que nos espera en la vida, en efecto. Será difícil encontrar maridos para cinco muchachas sin dote ni buenas relaciones. Me temo que habrá que proveerles de medios para que se ganen el pan de una forma elegante. [mp12] … si es posible, una educación sólida y económica, sin afectaciones, las prepararía mejor para un mundo donde el deber ha de estar por encima de todo--"…

Vemos una personalidad demasiado interesante y tristemente auto limitada a lo más selecto de los misterios: Emily Brönte,  su forma de pensar me trae a la cabeza lo reflexivo del oficio de un filósofo, lo que más pidió toda su vida, fue le permitieran gozar de plena libertad, en su silencio, en su desdén a lo público. Nos da una lección indiscutible, pues busca su bienestar, sin vanagloriarse por ello.

Ahora sé porque la protagonista de este libro es Charlotte y no Emily o Anne, María y Elizabeth no podría serlo dada su lamentablemente corta existencia. He descubierto que Charlotte fue la sobreviviente a sus hermanos, fue lo que quedo de este masticar rotundo hacia el cumplimiento del deber.

Se enamoró, y no fue correspondida, no es de señalar su abandono a esos indicios de ternura hacia Monsieur Héger, creo, personalmente que lo que hace que las mujeres caigamos en el enamoramiento, que pasemos de ese gusto físico a algo más peligroso -como resulta aún hoy enamorarse-, es ésa admiración que se nos despierte, esa certeza de que nuestro interlocutor es inteligente, interesante, ¿bello?, no bello no, que la belleza más extravagante al sonido de las palabras mal elaboradas y una ausencia de liderazgo se azota y, del puro golpe tumba el interés al suelo. Diría pues que más que nada Constantine logró mostrarle a Charlotte que de él tenía mucho que aprender... poco que esperar, pero sí mucho que aprender. En una conversación que presuntamente sostuvieron en sus días por el Pensionnat Heger; quién nos cuenta la historia, nos hace abrigar alguna esperanza de que Charlotte fuese correspondida:

... "No, no,no estoy fascinado. Mi ser se levanta en armas contra todo lo que dice. Pero cuando usted lo dice, no puedo sino prestarle atención. Debo tirar las armas, desabrocharme el peto y avanzar a pecho descubierto hacia sus palabras" ...

Al final este admirado caballero francés admite los sutiles desvíos que logra en su relación con Charlotte su amadísima esposa y, es así que evalúa como más prudente Nunca atender las cartas que Charlotte le dedicó.

Branwell es harina de otro costal, aun no logro concebir razón alguna que lo haya hecho tan vulnerable e inconforme y además tener el descaro de pavonarse como el mejor. ¡Qué vida tan mal vivida!, ¡qué tiempo tan mal gastado!. Presa de mi ignorancia, en uno de los apartes del libro me pregunté: -- ¿serán impresiones mías o este Branwell es un haragán?—en efecto, logré comprobarlo paginas después: el hermano de las Brönte fue un hombre de la época con un abanico de opciones que la sociedad le puso en frente, absolutamente incapaz de sacarle provecho a la vida.
Me pareció una elegante bofetada cuando, el pasaje en el que Charlotte habla a Branwell acerca de su personaje ficticio, atribuyéndolo a él mismo y sus desaciertos:


Anne es otro misterio del que espero por lo menos atrapar sus poemas, no su vida personal, que poco de esos detalles saldrán a la luz, por lo menos me consolaré con sus poemas.

... "Anne siempre ha sabido que la risa no es más que una reacción, no una respuesta. Sabía y sabe que la risa entraña sus riesgos" .

Y aquí termino. Para ser apenas un repaso muy breve por lo que fue la vida de estas escritoras, su futuro para con mis lecturas es prometedor por, y para mi gran alivio ya tengo dos libros, los más famosos, tendré que hacerme a los poemas de Anne y quedaré enteramente preparada para conocer del estilo en sus escribanías.

Sobra decir Lo Bueno... todo fue para mí bueno, no me pesó pasearme en autobús con la robustez de sus páginas.

Lo Malo: Sin palabras, no hay qué.

Y mi calificación: muy argumentado en mis gustos literarios y en mi comprometido interés por la familia Brönte.
5:

Ahora les dejo, con la promesa de traer pronto, muy pronto otra de mis reseñas. Confío no haber arruinado su ánimo lector.




La isla de los Glaciales Azules

jueves, 3 de marzo de 2016

Titulo: El café de los corazones solitarios
Editorial: EdicioneS B
Genero: Novela Historica
Año: 2015
Paginas: 568

Y ¿qué pasa cuando el romanticismo empalagoso se termina y quedas impregnado de una necesidad de un amor sin más?, ¿sin alardeos o publicidades del ego propias de folleto?, amor sin promesas de futuro, un profundo respeto por la singularidad del otro, un ánimo voluntario y sin reparos en unirse en el camino;  avanzar  y, … ¿ya está? Estamos al borde de un colapso emocional, algo así como un síndrome compulsivo resultado de haber dado en el clavo.
Resulta que acabo de conocer a mi personaje masculino favorito. Bueno hasta la fecha, que podrán llegar con el prodigioso don a las palabras en los ávidos a la escritura, ene mil y uno diferentes cada uno con una calidad excepcional, primero estuvo Tomorrow  Morning, este fue el primero y no tengo como argumentar la escogencia sencillamente se dio sin más.
Este en cambio, fue protagonistas de unos momentos que despertarón en mi sonrisillas de niña enamorada; justo lo que estaba buscando:  un hombre al que admirar, uno que me brindase algo de consuelo, no mucho, solo el necesario, ¡le encanta la cocina! , a mí no se me da, así que seriamos un noble complemento.  Kare: me lo imagino alto, de ojos claro, con su pelo adornado por las canas, mirada serie e irresistible, caballero hasta la médula, sensato, bueno y noble. ¿Mucho? , ¿estaré esperando mucho?, ya está ¡tengo novio se llama Kare  y es todo un erudito de los glaciales!
He terminado muy a la madrugada de hoy mi entretenidísima lectura de La isla de los glaciares azules, me hice con el libro otra vez por su portada, y me engancho, está estructurado de una forma que ya me resulta familiar: dos contextos diferentes, dos historias paralelas que se van tejiendo finamente en una sola.

Con el mayor de los respetos a quienes detestan los spoilers:

Lo Bueno: me encantarón los protagonistas, ¡que construcción tan bien argumentada!. Dos mujeres con carácter, cosa que valoro a más no poder, y dos hombres que resaltan y, no precisamente por ser de sangre azul. Diría ahora, que pudo tratarse de una total reencarnación Emilie en Hanna y,  Arne en Kare. 
La historia de amor fue ha lugar, sin florituras en demasía. La trama totalmente acogedora. Y las descripciones… ufff!!!, ¡eso fue de lo más!. El detalle con el que se describen los recorridos me hicieron buscar con afán un mapa para marcarlo con mis manos a tintas de diferente tono.
Con este libro me he dado el lujo de hacerme el viaje más septentrional de mi vida, me sentí helada hasta los huesos, agradecí el calor del chocolate en tiendas de campaña y reconocí el valor de modestas acomodaciones en hoteles de paso. Me pareció escuchar estas palabras al cerrar el libro y vaya que me hicieron reír a grandes carcajadas:

  “Pasajeros aterrizando de regreso a Bogotá - Colombia, les animamos a volver a nuestra preciosas Isla de Spitsbergen, atención no traer libros del buen uso en las mujeres, ¡resultan siendo una carga innecesaria!” 


Lo malo: digo que es malo porque le daría algo de lujo, pero se puede considerar para futuras ediciones, ¿Qué tal si colocán en sus páginas algunas fotos de la isla, mapas en color, un plan turístico con todos los gastos pagos?... jajaja. En fin me pondré sería. Creo que lo único malo es que he prometido amarrar mis arrebatos, así que pasará bastante antes de que logré hacerme con un segundo libro de la autora.

Mi calificación

5/5


El café de los corazones solitarios



Titulo: El café de los corazones solitarios
Autor: Milly Johnson
Editorial: Umbriel
Genero: Narrativa
Año: 2015
Paginas: 480

Hm… ¿qué les parece ese título?, promete ¿verdad?, y ni que decir de la portada, creo que dieron en el punto al combinar un fondo verde mente con un rosa muy cálido, es una combinación que resulta tentadora a nosotras las mujeres. Ya saben cómo lo he conseguido o seguro se lo imaginan… pasé por mi librería favorita con sus estantes abarrotados, eché un vistazo en la sección de novedades y, el impacto fue rotundo: yo le convencí con mis rulos sueltos y alborotados, él con su silenciosa promesa de entretención sin reparo.

La historia me atrapó desde el comienzo, fue una gran idea dar hilaridad al conflicto muy variopinto del total de sus personajes, y ¡que historias! Es un libro que promueve las segundas oportunidades, entonces ya imaginarán lo ameno que puede resultar; algo que me pareció de lujo  es que a pesar de que hay vericuetos con el amor, cada personaje en su interior, lo eleva al nivel máximo de una construcción que no se da por el azar, la casualidad y el destino, los personajes venden el amor como un proyecto que se construye a voluntad propia colmando nuestra vida de auténtico interés, cero sexo, frases cursis, o amores empalagosos de doncellas y hombres extraños con sangre azul.

En la historia de Leni la dueña de esa cafetería, a pesar de que se me hizo algo predecible la trama, también me parece que tuvo un desenlace muy al punto, estalló en el momento justo, genero una enorme llaga que cicatrizo y nos dejó una noble enseñanza: no hay razón para mentirnos, la verdad es nuestra única esperanza. 
La historia que más me impacto fue la de Molly, un verdadero rollo, al rememorar cada una de sus tristezas, no pude menos que preguntarme que podré esperar yo de mi hija, y la respuesta salió a flote, una de las cosas que esperaré recibir con la mayor humildad es su respeto.
Lo bueno: Ese lugar acogedor, lleno de atrayentes elementos para los tiquismiquis con los libros como yo; los aromas que llegaban a mí con sus descripciones, me entraron ganas de tomar café, o deleitarme al son de un suculento té en varias ocasiones. El gesto que tiene la vecina de Carla al obsequiarle su gato negro, y las palabras con las que acompaño el obsequio. La lista de cosas buenas que encontré en este precioso libro me resulta interminable.
Lo malo: no puedo de decir que sea malo, más cuando descubrí las razones de Milly en los agradecimientos, pero se me hace que se quedó un tanto corta para mi espíritu fisgón en relación con lo que desvelo de casi todos los personajes, se centró en Molly. Pero esa era su idea, así que se me ocurrió escribirle una carta con mis preguntas acerca de los personajes, solo por saber, por darme cuenta de forma más exacta de los detalles, curiosidad, bendita curiosidad!!...

He estado buscando más títulos de la autora, y espero lograr hacerme con mas!!

Mi calificación: 










 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS